cuánto pierde valor coche seguro accidente vender

Cuánto pierde el valor un coche accidentado

En otro post ya hablamos de qué es la pérdida de Valor Patrimonial de un vehículo. También en nuestro canal de YouTube. En este post vamos a tratar qué niveles de pérdida de valor patrimonial se producen en función de los daños que haya sufrido el vehículo.

Cómo se calcula la pérdida

La pérdida de valor patrimonial es una devaluación porcentual objetiva que el mercado imputa al valor venal del vehículo por el hecho de haber padecido un accidente. Aquí te contamos cómo se obtiene el cálculo del valor venal o valor de mercado del vehículo.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

En otro post os indicábamos que el resultado promedio obtenido de pérdida de valor patrimonial era del 42%, pero ¿eso es para todos los casos? Lo cierto es que se trata del valor promedio, pero profundizando un poco más el resultado de las afecciones lo distribuimos en los siguientes niveles.

Circunstancias que influyen en el precio de un vehículo usado

Vehículos nacionales: En España no es lo mismo comprar un vehículo «Nacional», que por ello se entiende aquel vehículo que se matriculó en estado de nuevo en España, que no otro que estuvo matriculado por primera vez en otro país y luego se importó y se rematriculó en España. El mercado deprecia los vehículos de ocasión rematriculados frente a los denominados «Nacionales». El mercado devalúa los vehículos no «nacionales». El hecho de ser un vehículo «Nacional» hace que no pierda valor frente a los «importados» de ocasión y rematriculados, los cuales pierden valor de manera significativa.

Libro de revisiones: Otro de los aspectos que influye en el precio de un vehículo de ocasión, sobretodo en los de alta gama, es que hayan pasado las correspondientes revisiones en el servicio oficial de la marca. El hecho de no tener el libro de revisiones cumplimentado hace que el vehículo pierda valor.

Estado del vehículo: El estado de conservación, el desgaste de interiores, volante, neumáticos, el kilometraje, los accesorios que incorpora o el color son otros de los factores que influyen en el precio del vehículo usado, así como su prueba dinámica.

Libre de accidentes: Lo mismo sucede con los vehículos que sufrieron accidentes y se repararon, donde el mercado los devalúa de manera muy severa.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

Lo cierto es que no es lo mismo que un vehículo sufriera un accidente de sólo un rasguño en un paragolpes o un retrovisor frente a otro donde quedó afectado hasta el chasis del vehículo, que debió pasar por el «potro». Por ello el alcance de los daños indica cuál será el nivel de afección, los cuales pasamos a detallar.

Tipos de afección del vehículo
Afección leve (depreciación promedio de un 15%)

La devaluación leve de un vehículo accidentado correspondería a aquellos daños que solo afectaron a piezas externas del vehículo como son paragolpes, retrovisores, aletas, etcétera. Son accidentes de piezas externas que habitualmente se reparan o sustituyen pero que no afectan a elementos de seguridad como serían amotiguadores, rótulas u otros elementos similares. En ese tipo de accidentes se aprecia los defectos en pintura, reparaciones externas que no encajan perfectamente, marcas de utillajes y herramientas, etcétera.

Afección moderada (depreciación promedio de un 30%)

La devaluación moderada implica que han debido repararse partes internas del vehículo que pueden afectar a la seguridad activa y/o pasiva. Sería el caso de reparación o sustitución de soportes, brazos de suspensión, viguetas, rótulas, etcétera pero que no afectaron a la estructura del vehículo.

Afección grave (depreciación promedio de un 45%)

La devaluación grave implica que han debido repararse partes estructurales del vehículo como sería el chasis, el motor entero, etcétera. Reparaciones donde es imposible que el vehículo quede igual que como antes del accidente.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

Notas finales

No todos los ciudadanos son compradores de vehículos de ocasión. Solo un sector de la sociedad son potenciales compradores de vehículos usados. Los demandantes de vehículos usados tienen en cuenta toda esta serie de circunstancias que inciden en el precio del vehículo. Y estas circunstancias son conocidas por la mayoría de agentes que componen ese mercado (compradores, compraventas y vendedores de vehículos usados).

0 Respuestas

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *