¿Qué cubren los seguros de animales de compañía o de mascotas?

El otro día vino un mediador de seguros y vio que tenía un perro de los considerados “peligrosos” en mi casa y me dijo si quería asegurarlo con un seguro para animales de compañía. Es como un hijo para mí. Me hace compañía y me siento muy protegido con él. Adoro a los animales pero, ¿realmente necesito un seguro para el perro? ¿Para qué sirve? ¿Qué cubre?

El seguro de animales y resto de mascotas.

Hay muchas personas que tienen animales de compañía, como son las mascotas, que no quieren asumir los gastos variables que supone acudir al veterinario cuando enferma, gestionar el entierro o incineración del cadáver en caso de defunción del animal, atender e indemnizar a una persona afectada por un acto del animal como podría ser una mordedura, etcétera. Para eso se inventaron los seguros, para que en vez de asumir el gasto variable que comporta el suceso (enfermedad, muerte, accidente,…), transferir ese gasto variable a otro y convertirlo a fijo con una cuota mensual o anual fija a modo que sea el asegurador quien, dado el caso que se produzca el evento, acabe pagando el coste.

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

¿En qué consisten los seguros de animales de compañía? Las garantías

Al igual que en otros seguros, el seguro de mascotas garantiza dos cosas diferenciadas:

  • Asegurar la propia mascota
  • Asegurar los daños que la mascota pueda causar a otras personas y que el propietario deberá afrontar en virtud de su responsabilidad civil

Respecto a los animales hay otra vertiente que es la de las explotaciones ganaderas, pero este asunto no lo trataremos por tratarse de un tema de explotación económica. Estos seguros de explotaciones ganaderas son distintos de los seguros que tratamos en este post.

Pero, y qué prestaciones me dará el seguro o ¿para qué sirve?

Asistencia veterinaria telefónica

Este tipo de seguros dan la opción de consultar telefónicamente a veterinarios para saber qué le ocurre a nuestro animal y que nos aconseje cuáles son las medidas que debemos adoptar respecto a la situación.

Defensa jurídica

Al igual que con los vehículos o las viviendas, este tipo de seguros incorpora una garantía de defensa y reclamación jurídica. Este tipo de seguros, al que dedicaremos un post exclusivo, se ocupa de pagar los honorarios de profesionales (peritos o abogados) para que el usuario pueda realizar una reclamación contra daños a su mascota o defenderse de reclamaciones que terceros le hagan en ocasión que su mascota haya causado algún daño a alguna persona.

Indemnización por muerte

Esta garantía consiste en una “especie” de póliza de vida del animal, donde en caso de fallecimiento, el seguro paga una indemnización de lo que la mascota pudiera valer para que el propietario pueda adquirir otra similar, aunque sepan que jamás podrá substituir al animal difunto.

Indemnización por robo o extravío

De manera muy similar a la garantía de indemnización por muerte, en caso de robo o extravío del animal el asegurador indemnizaría al propietario para que pueda adquirir otro similar.

Asistencia veterinaria de la mascota

Se trata de una especie de “seguro de salud” de la mascota, donde en caso de enfermar, este seguro garantiza el pago de los honorarios del veterinario, estancias hospitalarias y otros gastos necesarios para la asistencia sanitaria del animal hasta su total curación.

Responsabilidad civil del propietario de la mascota

Esta garantía asegura el pago de indemnizaciones por los daños materiales, lesiones, pérdidas y demás gastos causados (directa o indirectamente a terceros perjudicados) por los daños que nuestro animal pueda haberles provocado. Aquí tendríamos las mordidas que nuestra mascota haya podido causar a otra gente, que provoque un accidente de un ciclista porque se nos haya escapado,…

Recogida de cadáver e incineración o entierro

Esta cobertura paga los servicios de recogida y gestión del cadáver del animal una vez fallecido. Equivaldría a lo que cubre una póliza de decesos de personas.

Otras prestaciones

Esta garantía cubre, por ejemplo, hospedar al animal en caso de que el propietario haya sufrido un percance y otras garantías adicionales.

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

Temas a tener en cuenta

Ojo con la letra pequeña: Aquí hay un resumen de coberturas de las pólizas de mascotas. Esto no quiere decir que todos los seguros se ocupen de todo lo que hemos dicho. Pueden haber más garantías o muchas menos y mucho más restringidas, pero sirve para que se hagan una idea de para qué sirven estos tipos de seguros.

Respecto la responsabilidad civil, debemos comentar dos cosas. La primera es que la indemnización promedio de este tipo de garantía, de los daños que nuestra mascota puede causar a terceros, supera los 15.000 € por caso. Esto significa que las mascotas provocan bastantes daños. El segundo aspecto es que existen multitud de pólizas del hogar en las que está incluida nuestra responsabilidad civil cuando nuestra mascota provoca daños a otros, por lo que en ocasiones no hará falta contratar un seguro extra para cubrir este riesgo.

Respecto al veterinario: Según fuentes del sector asegurador, la prestación veterinaria media asciende a 900 €, por lo que se asimila mucho al coste promedio del sector en el ámbito del automóvil.

0 Respuestas

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *