accidente laboral seguro empresa siniestro persona

Los accidentes laborales y la Responsabilidad Civil Patronal de las empresas

Qué es y qué no es un accidente laboral. ¿Quien cubre este tipo de accidentes, la empresa o el seguro? ¿Qué tipo de seguro tiene que tener contratada la empresa para cubrir los riesgos que pueda correr su trabajador?

Los accidentes laborales  y la responsabilidad civil patronal de las empresas.

Se considera accidente de trabajo cuando un trabajador, por cuenta ajena o cuenta propia, durante su jornada laboral o cuando realiza el trayecto al puesto de trabajo desde su casa o viceversa (in itínere), sufre lesiones corporales (físicas y/o psíquicas), temporales o permanentes, que pueden incluso provocar su muerte. Se entiende como accidente personal la lesión corporal que deriva de una causa violenta súbita, externa y ajena a la intencionalidad del lesionado que produce una invalidez temporal o permanente o la muerte.

No tienen consideración de accidentes laborales

Hay que tener en cuenta que en los casos de in itínere no entra todo. Hay una serie de excepciones. También las hay cuando el accidente se ha producido por imprudencia temeraria, que hay que tener en cuenta que no es lo mismo que la imprudencia profesional.

Tampoco tienen esta consideración los accidentes de trabajo cuando el accidentado está cometiendo un delito doloso. Tampoco lo son los infartos de miocardio, trombosis, hemorragias cerebrales o similares si no son producto del trabajo.

¿Cuántos seguros hay?

Todos los trabajadores, excepto algunos colectivos profesionales como son los médicos, abogados, ingenieros,…, cotizamos a la seguridad social para pagar un seguro público de asistencia sanitaria para nosotros, nuestros hijos o nuestro cónyuge, de jubilación y para otras prestaciones como serían una pensión por invalidez, viudedad, desempleo, etcétera. Si se trata de empleados, la empresa paga directamente nuestra cotización, en cambio si somos autónomos somos nosotros quienes cotizamos directamente a la TGSS (Tesorería General de la Seguridad Social).

Por otro lado está el seguro obligatorio que debe pagarse a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Estas aseguradoras de accidentes se ocupan de pagar las prestaciones económicas de la asistencia sanitaria derivada de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales, incapacidad temporal y otras prestaciones económicas que les son atribuidas, como sería el caso de una tasación económica de indemnización por invalidez o muerte por accidente laboral.

Por último está el seguro de responsabilidad civil patronal que se ocupa, entre otros, de indemnizar al trabajador accidentado por razón de un accidente de trabajo siempre y cuando la empresa tenga responsabilidad directa de ese accidente. Y para ello indicaremos los siguientes escenarios.

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

¿En qué escenarios debe pagar la empresa, o su seguro de responsabilidad civil patronal?

A modo enunciativo, y no limitativo para no extendernos, expondremos las causas más comunes.

  • Cuando el trabajador no tiene la suficiente experiencia o no ha recibido la formación necesaria por parte de la empresa para desarrollar la tarea encomendada.
  • Cuando la tarea desarrollada por el empleado no están dentro de las funciones que marca el convenio colectivo para las que se le contrató.
  • Cuando el accidente sucede fuera del horario laboral.
  • Cuando el accidente se produce fuera del lugar de trabajo.
  • Cuando el trabajador no superó el examen de aptitud físico o psicológico para desarrollar esa tarea causante del accidente.
  • Cuando el trabajador no recibió formación en materia de riesgos laborales por parte del servicio de prevención de riesgos laborales propio o ajeno.
  • Cuando se produce el accidente por culpa de las instalaciones en mal estado o sin certificar y utilizándose.
  • Cuando la empresa no informa al empleado de los riesgos que conlleva esa tarea o puesto de trabajo.
  • Cuando la empresa no ha facilitado al trabajador los Equipos de Protección Individual (EPI) necesarios para desarrollar esa actividad concreta.
  • Cuando se produce el accidente por imprudencia profesional del trabajador.

Por lo tanto, la empresa, y por ende la aseguradora de responsabilidad civil patronal, deberá pagar los daños y perjuicios que haya sufrido el trabajador cuando la causa del accidente haya sido por omisiones, actuaciones negligentes del empresario o por actuaciones que no se adecuan al seguimiento estricto de las normas de obligado cumplimiento por parte de la empresa.

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

¿Qué debe pagar la empresa?

No es una ciencia exacta y siempre dependerá de muchas circunstancias, pero a modo muy genérico, deberán indemnizarse al trabajador por las lesiones, daños materiales a objetos de su propiedad (un reloj, ropa, gafas,…), lucro cesante (diferencia de ingresos entre lo que percibía y lo que percibe de la mutua de accidentes de trabajo y EP) y extracostes (taxis, ayudas,…) o pérdidas que haya tenido. En este post ya hablamos de las cosas que el seguro debe pagar, y por tanto, puedes reclamar.

¿Puedo cobrar de dos seguros?

Sí, el empleado puede cobrar de la Mutua de Accidentes de Trabajo y EP y del Seguro de Responsabilidad Civil Patronal de la empresa.

¿Siempre es culpa de la empresa?

Hay otras entidades que también pueden ser responsables de este tipo de accidentes.

Para las empresas que no tienen su propio servicio de prevención de riesgos laborales y tenemos los servicios de prevención externos, los cuales deben ocuparse de la formación de los empleados en materia de seguridad laboral, salud y ergonomía, y que en ocasiones no han hecho lo que debían, pueden pasar ciertos accidentes y ellos son responsables de ese siniestro.

En otras circunstancias los servicios de prevención dan certificados de aptitud a personas que no están capacitadas para desarrollar una actividad determinada y resulta que les habilitan para eso que no podían hacer.

En otras ocasiones el mismo empleado ha faltado a la verdad a la empresa diciendo tener una dilatada experiencia en determinadas labores que no son ciertas.

En otras muchas ocasiones el empleado ha actuado de manera negligente y temeraria, bajo los efectos del alcohol o drogas o por iniciativa propia sin permiso del empleador.

A tener en cuenta

La responsabilidad civil patronal es distinta a la responsabilidad civil de la actividad a la que destinaremos otro post especial para ello. Las pólizas de Responsabilidad Civil Patronal no son obligatorias por ley, aunque si muy recomendables tenerlas contratadas por parte de las empresas.

El seguro de la Mutua de Accidentes de Trabajo y EP indemniza al trabajador por el accidente (muerte o invalidez) sin tener en cuenta la responsabilidad. Sólo mira lo que establece el convenio colectivo del sector e indemniza en función de lo que haya establecido. El seguro de Responsabilidad Civil Patronal mira la responsabilidad del empresario y, si los es, se tasa la valoración de los daños y perjuicios materiales, de las lesiones, etcétera, como si se tratara de un accidente de tráfico para que el seguro o el empresario indemnice. Es como si el empresario fuera el culpable del accidente.

1 reply

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] este post daremos los detalles más importantes en los que se fija un perito para evaluar un siniestro de responsabilidad civil patronal y saber si hay o no cobertura según el contrato firmado entre asegurado (empresa) y […]

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *