pincel pintando mejoras y devaluaciones seguros

Los descuentos por mejoras y las indemnizaciones por devaluación patrimonial por accidentes en los seguros

En este post trataremos qué son los descuentos por mejoras y qué son las devaluaciones patrimoniales que sufren los bienes que han padecido un siniestro y posteriormente han sido reparados. Tanto lo uno como lo otro, que son contrapuestos, deben evaluarse para que ni en un caso el seguro deba pagar más de lo que toca y en el otro el asegurado o beneficiario reciba menos de lo que en derecho le corresponda.

¿Qué es una “Mejora” y cuando se da? El descuento por “mejoras”

Cuando en el sector asegurador se habla de “mejora”, se hace referencia a que en el momento que debe substituye un objeto accidentado por otro que ya no se comercializa debido a su obsolescencia, se valora el que más se asemeja al siniestrado. Habitualmente ocurre que el nuevo objeto que substituye al siniestrado es de cualidades y características muy superiores al preexistente. Ya que el seguro no debe ser objeto de enriquecimiento injusto por parte del usuario, los peritos realizan unos descuentos en concepto de “mejora” a modo de graduar la justa tasación al objeto dañado preexistente. A modo de ejemplo exponemos el siguiente caso:

Si en un accidente se ha estropeado un iPhone-5 y éste está descatalogado, el perito del seguro, para su valoración, tomaría como referencia la tasación el iPhone-6, que es el modelo básico que se comercializa en la actualidad. Sobre el modelo iPhone-6 aplicaría un descuento en concepto de “mejora” en la misma medida de la diferencia existente entre un iPhone-6 y un iPhone-7, entendiendo que sería la misma diferencia porcentual entre el iPhone-6 y el iPhone-5 en caso de existir. De este modo no habría un “enriquecimiento injusto” por parte del usuario sino que se le pagaría el iPhone-5 preexistente.

Y el caso de las mejoras sólo se dan cuando deben substituirse el bien accidentado en su totalidad.

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

¿Qué es una Devaluación Patrimonial por Accidentes (DPA)? La indemnización por DPA

Podríamos decir que la “Devaluación Patrimonial por Accidentes” (DPA) es el concepto contrario a la “mejora”. Cuando en el sector asegurador se habla de DPA se hace referencia a la devaluación que el “mercado” aplica a un bien concreto por el sólo hecho de haber sufrido un accidente y haberse reparado aunque quede como nuevo. Esa devaluación que el mercado aplica a un bien por simple hecho de que ha sufrido un accidente, aunque esté perfectamente reparado, implica una pérdida de valor instantánea de ese bien que el asegurador debe indemnizar al usuario para compensar y dejarlo al mismo justiprecio anterior. Y para ello pondremos otro ejemplo:

Imaginemos que queremos comprar un vehículo de ocasión y tenemos ante nosotros dos vehículos exactamente iguales en cuanto a marca, modelo, color, accesorios, kilometraje etcétera. La única diferencia existente entre los dos coches es que uno sufrió un accidente y se reparó. Cuando a las personas nos dan a escoger entre los dos vehículos, casi todo el mundo escoge el que jamás ha sufrido un accidente frente al otro. Sólo una minoría de personas no da importancia al hecho de que el vehículo haya sufrido un accidente. De hecho, uno de los argumentos de venta a la hora de vender un vehículo de ocasión es que jamás sufrió ningún accidente, a modo que el potencial comprador lo adquiera sin reservas.

En ClaimCenter realizamos un estudio de mercado estadístico para ver en qué porcentaje el mercado devalúa un vehículo de ocasión accidentado y reparado frente a uno que jamás sufrió un accidente, y el resultado fue que el mercado lo devalúa en un 40,38 % respecto al que jamás ha sufrido un accidente. Ello significa que cualquier vehículo que ha sufrido un accidente, aunque se repare, sufre instantáneamente una pérdida de valor del 40%, pérdida patrimonial o DPA que el seguro debería pagar al usuario del mismo modo que en los casos contrarios se aplican deméritos por mejora. Y esto sucede ya que en el momento de la venta del vehículo, cuando el vendedor deba venderlo al comprador, deberá realizarle un descuento del 40% puesto el mercado lo devalúa en esa medida.

La atrocidad de aplicar descuentos por “mejora” a las reparaciones

Cuando se produce un accidente de daños materiales y el bien dañado se repara, hay aseguradoras que aplican descuentos por “mejora” a las reparaciones puesto entienden que se ha añadido o substituido unos componentes viejos por unos nuevos, y eso implica una “ganancia”. Este concepto es del todo equivocado y no es más que un argumento que utilizan algunas aseguradoras para descontar una justa indemnización al usuario y enriquecerse a su costa de manera ilegítima. Resulta que si en un accidente hay que substituir una puerta de un coche y la aseguradora quiere aplicar un descuento por “mejora”, en realidad el coche no mejora sino todo lo contrario. Es el mismo coche con la puerta reparada. Y el conjunto no durará más ni menos sino lo mismo. Si acaso, el asegurador debería pagar la DPA que ha sufrido el vehículo por el hecho de haber sufrido el accidente.

Hay que poner mucha atención con que algunas aseguradoras aplican descuentos en las reparaciones.

Y este aspecto que acabamos de explicar va desde los vehículos, máquinas, mesas o puertas de viviendas, empresas, etcétera. Las reparaciones no se devalúan jamás. ¡Hacerlo es una barbaridad!

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

¡Atención con los recambios alternativos en los vehículos!

Otro factor es el denominado recambio “paralelo” o “alternativo” respecto a los recambios “originales”. En no pocas ocasiones se nos rompe una luna de nuestro vehículo o un paragolpes delantero. Al acudir a un taller para reparar la parte dañada, algunas aseguradoras nos montan material “no original” que, aunque sea del mismo proveedor del fabricante, no es el “original” de la marca. Y resulta que, cuando se monta ese material que tiene un coste inferior al “original”, por el hecho de ser “no original” el mercado devalúa el conjunto de nuestro vehículo.

Cuando queremos vender nuestro vehículo de ocasión para comprar uno de nuevo, los tasadores observan si las lunas, parachoques etcétera que monta nuestro vehículo son los “originales”, y si no lo son, nos aplican un fuerte descuento al conjunto a la hora de tasarlo. Por tanto, el seguro debe “montar” en sus talleres concertados el mismo material que el que llevaba el vehículo antes del siniestro, y si ése era “original”, deberá ser “original” el que nos monten.

 

0 Respuestas

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *