descuentos depreciación seguro televisor antiguo demérito

Los descuentos por depreciación o demérito que aplican las aseguradoras

La depreciación o demérito es la disminución del valor o precio de algo, ya con relación al que antes tenía, ya comparándolo con otras cosas de su clase. Y la depreciación se produce por desgaste (falta de mantenimiento), obsolescencia o falta de cuidados.

La depreciación por desgaste o falta de mantenimiento

La depreciación por desgaste se produce cuando aquello que era nuevo, por su uso, va llegando al final de su vida útil. Un ejemplo claro sería la depreciación que sufre un neumático de un vehículo que va perdiendo valor a medida que va consumiendo kilómetros hasta el final de su vida útil.

Por tanto hay ciertas máquinas, muebles, edificios, etcétera que van perdiendo valor por desgaste. Para evitar este tipo de depreciación hay que mantener y cambiar aquellas partes desgastadas por otras de nuevas. De este modo el seguro no aplicará depreciación o demérito por este concepto.

El perito debe estimar el valor de depreciación en función de la vida consumida a razón de menos valor cuanta menos vida útil quede. Ahora bien, un perito jamás aplicará descuentos por depreciación a un útil o máquina que haya seguido un riguroso programa de mantenimiento que lo mantiene perfectamente actualizado por muchos años que esa cosa tenga.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

La depreciación por obsolescencia

La depreciación por obsolescencia se produce cuando las mejoras y avances tecnológicos hacen que aquello que era nuevo queda desfasado. Esa cosa es mucho menos productiva, eficaz y con menos prestaciones que otros útiles e instrumentos actuales y modernos. Un ejemplo típico sería el de las computadoras, ordenadores, celulares o teléfonos móviles. Obviamente un smartphone de hace 10 años, aunque esté en perfecto estado de conservación, estará totalmente desfasado y obsoleto. Por eso sufre una depreciación por obsolescencia. Y en este caso los peritos realizan el demérito adecuando su valor a otros instrumentos actuales de similares prestaciones y características.

La depreciación por falta de cuidados

Otro tipo de demérito se da por la falta de cuidados. Un mismo objeto, por ejemplo un coche turismo, puede estar perfectamente cuidado y otro exactamente igual en kilómetros y edad puede estar abollado, rayado, sucio y con la tapicería desgarrada. En el primer caso su propietario lo habrá tratado bien y el vehículo no sufrirá demérito por este concepto. En el segundo caso su propietario lo habrá tratado mal sin ningún cuidado, y es obvio que para dejar el vehículo «destrozado» como nuevo deberá realizarse una inversión en un taller mecánico de plancha, pintura, tapicería, limpieza, etcétera, para dejarlo al mismo nivel que el otro vehículo. Todo ese coste de adecuación equivale al demérito que el perito aplicará en concepto de depreciación por falta de cuidados.

Cosas que os podéis encontrar con peritos o aseguradoras timadoras

Hay aseguradoras y/o peritos que aplican deméritos alegando que una máquina o algo determinado tienen muchos años. Aunque ese objeto esté perfectamente mantenido y cuidado, y no haya sufrido obsolescencia técnica, el perito y aseguradora timadores quieren descontar valor en concepto de depreciación de nuevo a viejo.

Éste sería el caso de un depósito industrial de agua. Si el depósito ha seguido el programa de mantenimiento y han ido cambiándose sus componentes sujetos a desgaste o deterioro, el depósito estará como nuevo. Un depósito de agua no sufre obsolescencia técnica. Siempre será un depósito, desde la época de la antigua Grecia hasta de aquí 1.000 años. Y si no se trata mal, aunque tenga 40 años tendrá el mismo valor que cuando era nuevo.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

Las cosas que no sufren demérito

Hay otras cosas que no sufren demérito como sería la estructura de hormigón armado o el pavimento de un edificio. Por muchos años que tenga una estructura, ésta no sufre demérito y por tanto no pueden aplicarse descuentos por depreciación. Los romanos descubrieron el cemento y le añadían hierro. Y muchas de las estructuras romanas aún siguen en pie perfectamente. ¿Qué demérito han sufrido? ¡Ninguno!

Las modas

Un determinado tipo de alicatado de un baño o una cocina puede querer cambiarse porque el diseño o colores están anticuados y el propietario está cansado de verlo. Hay mosaicos de la época de los griegos y los romanos y están perfectamente conservados. Por tanto una situación es que algo esté pasado de moda y otra muy distinta es que haya sufrido demérito por alguna de las causas enunciadas.

Deméritos en reparaciones

Otra de las barbaridades es aplicar demérito en las reparaciones. Una reparación no puede depreciarse jamás. Una reparación es una subsanación de algo en buen estado que se ha roto para dejarlo en el estado operativo, de funcionamiento y/o estético anterior a su rotura. Una cosa es reparar y otra distinta es realizar una operación de mantenimiento.

Cambiar una rueda o una batería gastadas de un vehículo es una operación de mantenimiento. Reparar una batería o una rueda significa que esa rueda, que estaba en buen estado, se substituye o se arregla porque se estropeó.


¿Cómo valorarias a tu aseguradora?
Comparte tu opinión con otros usuarios en RankiSeguros.

VALORAR MI SEGURO


La diferencia con la amortización contable

La amortización es un instrumento contable que sirve para evitar la descapitalización de la empresa debido a la pérdida de valor de sus activos puesto minoran el valor debido a las depreciaciones. En teoría las amortizaciones deberían ir alineadas con el concepto de depreciación, pero en la realidad se juega con las amortizaciones como un concepto contable que ayuda a mejorar la fiscalidad de las empresas; y pierde toda su esencia por lo que están contempladas.

El perito de seguros debe obviar completamente las amortizaciones contables a la hora de realizar su trabajo, y debe realizar un análisis estrictamente técnico para realizar su tabla de depreciaciones dado el caso que deba realizarse.

2 Respuestas
  1. José Martín de la Sierra
    José Martín de la Sierra Dice:

    Me parecen muy buenas explicaciones. Es un apena que muchos peritos no tengan claros estos conceptos, con lo que esto conlleva.

    Responder

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *