autobús interurbano accidente ciudad bus

Los accidentes con autobuses interurbanos, camiones de recogida de residuos o similares

¿Alguna vez te ha ocurrido que has tenido un accidente con autobús interurbano y el conductor no te ha firmado el parte amistoso de accidentes alegando que tenía prisa, has confiado en él y luego resulta que no notificó nada a su compañía y te has quedado sin cobrar los daños en tu vehículo? ¿También te ha ocurrido que el camión municipal de recogida de residuos abolló tu coche y se marchó sin dejar sus datos, y debiste ser tú quien pagara los gastos de reparación de tu vehículo? Te vamos a exponer qué ocurre.

Resulta que muchas empresas de transporte urbano, interurbano o de recogida de residuos dan órdenes a sus conductores de no firmar partes de accidentes con los perjudicados. No dar sus datos con todo tipo de excusas y pretextos. Y lo hacen para no declarar accidentes a su seguro y de ese modo la aseguradora no les sube la prima. Pero ¿debemos ser los afectados los que debamos soportar esa estrategia empresarial? No todas las empresas de transportes actúan con esta deslealtad, pero hay muchas que sí lo hacen.

¿Qué hacer si no quieren dar los datos de la póliza?

Cuando te encuentres con esta situación de un accidente con autobús interurbano, obliga a cumplimentar el parte y a firmarlo al conductor. Si es necesario avisa a la policía para que haga un atestado del accidente. No está de más avisar siempre a la policía. Graba un vídeo, haz fotografías o consigue testigos de ese conductor que te abolló tu coche y no quiso firmar el parte de accidentes. Recoge todas las pruebas posibles de que eso sucedió. Si lo dejas escapar y confías en su palabra te quedarás sin cobrar absolutamente nada. Piensa que la gente se llena la boca de solidaridad y luego son unos insolidarios. Lo que te pase no les importa nada. ¡Actúa!

Cuando hay accidentes con heridos, incluso leves, es una obligación como ciudadano avisar a la policía y que haga un atestado en ese momento, el instante del accidente. Y aunque sean muy leves, si el conductor no quiere firmar el parte amistoso, la policía hará que al menos tengas el atestado que acreditará ante la aseguradora de que eso sucedió así.

Cuando tengas un accidente lo mejor es avisar a la policía y que hagan un atestado. Luego ya conseguirás una copia del mismo en la comisaría o jefatura correspondiente, o en el juzgado donde instruyan o investiguen el caso. De este modo nadie se escapará de sus responsabilidades y no te encontrarás con las sorpresas desagradables de tener de pagar tú lo que le corresponde pagar a otro.

0 Respuestas

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *