declaración del accidente parte culpable documento

La declaración del accidente: los culpables y los inocentes en los accidentes de tráfico

Con los partes de siniestros o declaraciones de accidentes se producen muchas confusiones, y hay que tener claro que es una simple declaración. Y ocurre los mismo con los atestados policiales. No sirven para fallar en quien es el culpable o el inocente. Sólo sirven para expresar lo ocurrido. Nada más.

Lo contrario a lo que los implicados creen

Lo primero que hay que tener en cuenta en un accidente es tener la certeza de que uno es el culpable y el otro es el inocente. En muchas ocasiones y ante un accidente pasa que los implicados están totalmente convencidos de que uno de los dos es el culpable y el otro es el inocente. Los dos no tienen la más mínima duda de la responsabilidad de uno y otro. Y luego resulta que la responsabilidad recae sobre aquél que se creía inocente y al contrario, el presunto culpable se convierte en inocente. Aunque parezca inverosímil esto ocurre con bastante frecuencia y la gente se enfada. Los implicados quedan perplejos. Las aseguradoras realizan las reclamaciones al contrario de lo que los implicados creían. Y esto ocurre porque las aseguradoras interpretan los hechos en base al derecho y las normas. Por eso hay que tener clarísimo que un parte o declaración de accidente no atribuye la culpabilidad o inocencia. Sólo se trata de una declaración. Nada más. Quien determinará la culpabilidad e inocencia será, finalmente, un juez.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

La mala expresión de los implicados en la declaración del accidente que se presta a otra interpretación

También hay ocasiones en que, por culpa de no haberse expresado muy bien ni con muchos detalles, el parte o declaración de accidente se presta a confusión y las aseguradoras lo interpretan de manera distinta a la realidad del suceso. Entienden los hechos totalmente diferente a lo que realmente pasó. Y luego resulta que invierten la culpabilidad y la inocencia por error. Por esto hay que ser muy claro y explícito en las explicaciones. Para que no se preste a confusión y cada uno asuma el rol que le corresponde.


¿Cómo valorarias a tu aseguradora?
Comparte tu opinión con otros usuarios en RankiSeguros.

VALORAR MI SEGURO


La mala fe de algunas aseguradoras

El último escenario se produce cuando algunas aseguradoras de la timadoras, con mala fe, ven que hay una manera de interpretar los hechos y construyen un relato voluntario del suceso para atribuir la responsabilidad de manera totalmente interesada. Y esto se hace para que el importe del accidente les salga más barato a todas ellas sin importar a los implicados. Sólo miran sus intereses económicos. Esto pasa con más frecuencia cuando resulta que estás en manos de una aseguradora de las timadoras y da la casualidad de que los dos implicados están asegurados con la misma aseguradora. En estos casos, y por conflicto de intereses, la Ley obliga a la aseguradora a que los implicados escojan a profesionales externos a ellas para que defiendan sus intereses.

RECLAMAR INDEMNIZACIÓN

La solución

Obviamente la solución está en ponerse en manos expertas de empresas que Gestionan Siniestros (Loss Assessors), exponer detalladamente el hecho y ver si hay posibilidad real de reclamar. Esto sirve para estar seguro de que la aseguradora tiene razón, o por el contrario, realmente la aseguradora le quiere estafar.

0 Respuestas

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *