Un amigo me ha roto el móvil

¿Nunca te ha pasado que le has dejado tu móvil a un amigo o familiar y se le ha caído al suelo o al agua y se ha estropeado o roto la pantalla?

¿O que jugando a salida de una discoteca has tirado la moto de alguien al suelo y se le ha rayado el escape y roto los plásticos?  Y luego que te enfadas con el amigo, el familiar o el de la moto porque eso va a costar dinero. Pues resulta que hay alguien que no eres tú, ni tu amigo, ni tu hermano quien paga este tipo de accidentes para que no os enfadéis. Ese alguien se llama ¡SEGURO! y para eso está.

Las aseguradoras cubren o garantizan un concepto llamado responsabilidad civil familiar o del cabeza de familia, que deriva de lo dispuesto en los artículos 1902 al 1910 del código civil español, y determina las responsabilidades que nacen de las acciones que por omisión, culpa o negligencia tenemos respecto a otros a quienes les hemos provocado un daño dentro del ámbito de la vida privada.

De este modo, si por cualquier causa tanto nosotros, nuestro patrimonio (una casa, un coche, una maceta,…) o nuestros familiares que vivan dentro de nuestro núcleo familiar, causan daño a otras personas, seremos responsables de reparar ese daño, y como perjudicados, derecho a cobrar ese daño.

RECLAMAR MI INDEMNIZACIÓN

Y ¿qué debemos hacer cuando sucede algo así?

¿Qué pasos debemos hacer para reclamar a la aseguradora? Te comentamos lo que hay que hacer.

  1. Realizar una valoración económica de los daños materiales (del móvil, el portátil, la moto,…), corporales o pérdidas.
  2. Tomar la póliza de seguro del hogar del causante del siniestro que cubre su responsabilidad civil.
  3. Formalizar una declaración o parte de siniestro en una hoja en blanco donde se identifica al causante del daño (nombre, apellidos, DNI), al perjudicado y se expone lo sucedido. El causante debe firmar la hoja.
  4. Que el causante remita la declaración con la reclamación a la aseguradora del hogar causante del daño para que pague al afectado los daños sobre el objeto dañado.
Te recomendamos

Para que toda esta engorrosa gestión te la haga otro y te salga GRATIS, es tan sencillo como que el perjudicado (propietario del bien dañado) acuda a una empresa que gestione siniestros como ClaimCenter con los datos de su póliza de seguros del Hogar; y esa empresa se ocupe de realizar toda la reclamación con la documentación del punto precedente. Esa empresa cargará su factura por la garantía de defensa y reclamación jurídica de su póliza y todo el mundo tranquilo.

3 Respuestas
  1. Martí
    Martí says:

    Muchas gracias por la información, es un artículo muy interesante… me han pasado cosas similares a los ejemplos que se enumeran en el artículo y nunca ha dado un parte! a partir de ahora lo pienso hacer! La próxima vez contactaré con vosotros!

    Responder

Trackbacks & Pingbacks

  1. […] un accidente donde se rompe un iPhone X cuyo valor en la Apple Store es de 1.159 € el de 64 GB, y de 1.329 € el de 256 GB. Pero […]

Deja un comentario

Quieres unirte a la conversación?
Participa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *